martes, 8 de marzo de 2011

Un arrepentimiento fingido

Le doy gracias a Dios por este día,bendiciones hermanos que el gozo del señor este con ustedes.

En este día de hoy deseo compartirles Jeremías 3,6-25 es un capitulo un poco largo que usted podrán leer en su casa con mucho mas tiempo,pero el versículo en el cual deseo enfocarme es:Jer 3:10  Con todo esto,  su hermana la rebelde Judá no se volvió a mí de todo corazón,  sino fingidamente,  dice Jehová.


en todo este capitulo de Jeremías Dios exhorta a Israel y a Judá al arrepentimiento,Dios le hablo al profeta jeremías acerca de las abominaciones y gran maldad en el pueblo de Israel,no solo en este capitulo vemos que Israel estaba desobedeciendo a Dios si no también Judá,realmente es una contaminación que se a dado y se sigue dando de que no es solo un pueblo una nación,si no que también las demás naciones que están yéndose en pos de otros dioses.

son tiempos donde Dios desea que tengamos un verdadero arrepentimiento si leemos este capitulo de jeremías nos damos cuenta que Judá tuvo un arrepentimiento fingidamente.
y no cree usted mi hermano que eso mismo se esta dando hoy en el pueblo de Dios?lastimosamente si pero tenemos a un Dios que conoce nuestro corazón y el desea que realmente reconozcamos nuestra condición que vallamos a su presencia y que con un corazón contrito y humillado nos arrepentimos de nuestra maldad.
el es fiel y el no desecha, es el diablo quien desea ponerte culpabilidad y temor de pensar que el te desechara.

Cuando podremos darnos cuenta si nuestro arrepentimiento es verdadero? muy buen punto cuando nos arrepentimos significa que no queremos volver a pecar en contra de Dios y reconocemos que debemos pedirle perdón porque el es digno de ser alabado.
es importante que todo aquello que nos aleje de la presencia de Jesús de su propósito lo despreciemos.
somos una naturaleza caída pero el que es nacido de nuevo siempre luchara para agradar a Dios y no permanecer en el pecado y es eso lo que marca una diferencia en nuestra vida con el mundo que nosotros abominamos el pecado.
el fruto es muy importante para darnos cuenta que realmente nuestro arrepentimiento a sido puro y de corazón.
hermanos estamos en tiempo de gracia pero eso no nos da derecho de jugar con Dios y pensar que podemos pecar deliberadamente y luego arrepentirnos, eso no es así, eso se llama como Dios mismo habla en su palabra un arrepentimiento fingidamente.
Jesús esta con sus brazos abiertos esperando que realmente su pueblo se arrepienta de corazón y que nuestra senda camine siempre hacia su voluntad.

2 comentarios:

Jesus Sílva dijo...

Un muy buen artículo, sobre todo que es Dios quién está preocupado no queriendo que
ninguno se pierda sino que todos procedan al arrepentimiento.
En todo el libro de Jeremías el tema es la rebelión de Israel y Judá

Natalia Duarte Botero dijo...

Hola bendiciones muchas gracias por su comentario,asi es nuestro Dios está preocupado de que nadie se pierda y es por ese motivo que él a escogido nuestras vidas para ser luz y dar testimonio de él y hablarle a todo aquel que aun no lo conoce mil bendiciones

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...